La regulación del trabajo en relación de dependencia en el extranjero a la luz del modelo OECD

La regulación del trabajo en relación de dependencia en el extranjero a la luz del modelo OECD

La renta del trabajo por cuenta ajena se encuentra regulada en los art. 15, 17 y 19 del modelo OECD. Demarco principalmente que el término “ganancia” comprende los “sueldos, salarios y otras retribuciones análogas” -incluidas en especie. 

Como regla general, las retribuciones del empleo obtenidas por tareas desarrolladas físicamente en otro Estado distinto al de la residencia, pueden ser gravadas en aquél. 

Excepcionalmente, la renta se grava en el país de la residencia cuando el trabajador permanezca menos de 183 días en el otro Estado (durante 12 meses del período fiscal considerado) y el empleador no sea un residente del otro Estado ni el pagador sea un establecimiento permanente del empleador (a fin de definir el alcance de “establecimiento permanente” me remito al art. 5); cabe aclarar que los referidos requisitos son copulativos y no disyuntivos. Empero, conforme comentario 8.8 del art.15, el otro Estado podrá denegar la presente excepción en casos abusivos acorde art.29.9. 

Por demás está mencionar que las tareas desarrolladas físicamente en el país de la residencia serán gravadas en este último; cuando hubiere doble residencia, deberá dirimirse conforme art.4.

Asimismo, existen tres situaciones particulares a explicitar: trabajadores de buques y aeronaves (art. 15.3), artistas y deportistas (art. 17) y funcionarios públicos (art.19).  

Las rentas obtenidas por trabajadores de buques o aeronaves explotados en el tráfico internacional son gravadas exclusivamente en el país de la residencia; salvo, cuando dichos buques o aeronaves sean explotados exclusivamente en lugares situados en el otro Estado, que la renta será gravada por este último. 

Los artistas y deportistas que prestan tareas en calidad de tales para otra persona generan una renta sometida a imposición en el Estado donde se realicen las actividades. Tal es así, que en el fallo “Agassy vs.Robinson” se gravaron todas las ganancias derivadas de la actividad ejercida en la fuente. 

Por último, las tareas desarrolladas por funcionarios públicos en el otro Estado serán allí gravadas cuando la persona sea residente y nacional o no hubiera adquirido la residencia de ese Estado únicamente para prestar servicios. 

Ciertamente existen dificultades, entre ellas, los pagos efectuados tras el cese laboral a trabajadores que hubieran trabajado internacionalmente se consideran procedentes del Estado en el que se hayan ejercido las actividades laborales por las que se pagan. En relación a indemnizaciones por despido, proporcionalmente en donde trabajó los últimos 12 meses y al preaviso, dependiendo donde correspondería que hubiera prestado tareas durante ese plazo.

Las retribuciones por medio de stockoptions presentan otro conflicto: se gravan en un momento (ejercicio de la opción) distinto al que se presta el servicio; el Estado de la fuente puede gravar el beneficio, proporcionalmente, aún cuando el trabajador ya no preste servicios allí. No obstante, diferenciamos el beneficio laboral del obtenido de la ganancia de capital por la enajenación; me remito al fallo “Hale vs.The Queen”.

Asimismo, existen conflictos sin resolver, como precisar el lugar en el que el asalariado presta servicios siendo que, con las nuevas tecnologías, resulta sencillo erosionar la base imponible del Estado fuente. 

Por: Ivana Sol Vigilante

Deja una respuesta